Saltar al contenido
El coleccionista de relojes

Relojes Edox

Selección de los mejores Relojes Edox en oferta

 

 

Relojes Edox: “Medición del tiempo”

 

El nacimiento de Relojes Edox es fruto de una relación de amor de esas que cada vez cuesta ver más. Su creador fué el joven maestro relojero Christian Ruefli-Flury, en 1884 y que con motivo del aniversario de bodas con su esposa, decidió fabricarle un delicado reloj de bolsillo. Ella, impresionada por la increíble delicadeza de la pieza, le animó a fabricar sus propios relojes, creando su propia marca relojera, sin duda y dada la capacidad de persuasión típica de las mujeres, afortunadamente consiguió su propósito y Christian fundó en Bisel su propia manufacturera de relojes a la que bautizó como “Edox” asociada desde sus inicios al reloj de arena como logo.

 

Consolidación de Edox como marca relojera

 

Durante sus primeras décadas de vida, Edox consiguió abrirse paso entre un elenco de marcas de gran reputación a nivel nacional, gracias a la precisión y fiabilidad con las que fabricaba sus relojes de bolsillo. Sin embargo, el despegue definitivo se produjo tras la muerte de su fundador y nombramiento de nuevo presidente a Robert Kauffman-Hug, quien fué el principal valedor de que Edox se iniciase en la fabricación de los cada vez más de moda relojes de pulsera, dejando un poco de lado los típicos relojes de bolsillo que empezaban a quedarse obsoletos.

Entre la primera y la segunda guerra mundial Edox sufrió un crecimiento comercial impresionante, contando con una plantilla de nada más y nada menos que 500 trabajadores,, llegando incluso a tener que trasladar su fábrica a instalaciones más grandes, dotadas de las tecnologías más modernas y complejas de su época.

Durante esta etapa Edox lanzó al mercado uno de sus modelos más icónicos, el primero de ellos fue el Edox Hydrosub, una bella máquina que consiguió una resistencia de nada más y nada menos que 500 metros bajo el agua.

Posteriormente llegaros modelos del calibre del Edox Bluebird y el Edox Geoscape, el primer reloj con función de hora mundial de todo la historía, una pieza de museo sin duda para todo el afortunado que tenga uno en su colección.

 

La crisis del cuarzo

 

A pesar de ser considerada una de las marcas relojeras suizas más potentes de la época, Edox no estuvo ajena a la crisis del cuarzo y tuvo problemas financieros, lo que le llevó a formar parte del grupo empresarial ASUAG (Posteriormente grupo Swatch) aunque esto no tuvo los resultados buscados y Edox cayó en un limbo de poca creatividad y baja productividad, pasando inadvertida durante una década.

Ya en 1983, el empresario relojero Victor Strambini adquirió la mayoría accionarial de Relojes Edox, con el fin de llevar a la marca a su antiguo esplendor. La primera medida que implantó el nuevo propietario de Edox fue el traslado de su fábrica a la región de Les Genevez y centrando su producción en el lanzamiento de modelos adaptados a los nuevos gustos del consumidor, pero sin dejar de lado el ADN Edox que la había llevado a ser una de las grandes marcas de relojes suizas.

El primer gran éxito de la nueva era de Edox, llega en 1998 con el lanzamiento del modelo Les Bémonts Ultra Slim, dotado con un movimiento con apenas 1,4 milímetos de grosor, convirtiéndolo en el reloj mecánico con indicación de fecha más plano del mundo, un récord que a día de hoy se mantiene invicto.

Ya entrando en la era de los 2000, más concretamente en 2005, se lanza al mercado siendo un éxito rotundo, el Maître Horloger 5-Minutes Repeater, integrado en un calibre decorado de una forma muy fina y exquisita, visible gracias a su esfera en esqueleto.

Más recientemente, en el año 2008 destacó la colaboración directa con Koenigsegg para el diseño de un cronógrafo de altísimo nivel, fabricado con materiales de alta tecnología que no se aplican de forma tradicional a los relojes hasta la fecha, como el titanio, elementos cerámicos, etc.