Saltar al contenido
El coleccionista de relojes

Relojes Mido

Compra online tu Reloj Mido favorito

 

 

Mido, 100 años de pura excelencia

 

Mido es una de las marcas de relojes que genera más controversia entre los aficionados al mundo de los relojes, porque igual arrastra una fiel legión de seguidores acérrimos a sus creaciones que igual hay foros donde encontrarás criticas de todo tipo y pelaje, aunque como siempre, en el coleccionista de relojes trataremos de hacerte llegar siempre nuestra opinión en base a nuestra experiencia.

En nuestra colección contamos con un Mido Multifort Automatic y estamos realmente encantados.

Mido ofrece relojes de una gran relación calidad precio. Sus materiales siempre son de primera y todos sus modelos son automáticos.

Diseñan y fabrican sus propios calibres, aunque algunos de ellos son simples modificaciones de movimientos Valjoux. Mido equipa actualmente modelos con Calibre 60 o Calibre 80, así como un Calibre 80 rediseñado que incorpora una espiral de silicio para mejorar la robustez, disponible en la edición Baroncelli 40 aniversario, dotado además con la certificación COSC, la más prestigiosa en el mundo de los relojes.

¿Qué es la certificación COSC?

 

A la hora de comprar un reloj siempre surgen dos dudas esenciales, su calidad y su precisión. ¿Vale realmente el precio que estoy pagando por mi reloj? Pues esta pregunta se puede resolver de forma objetiva, gracias a la existencia de determinadas certificaciones que acreditan determinados parámetros de calidad y exactitud, que revalorizan el reloj en cuestión.

Existen varios certificados como el Patek Phillipe, el Punzón de Ginebra, el Metas, el Qualité Fleurier y el más conocido y prestigioso que el es Certificado COSC. 

Su exigencia es imponente, de hecho únicamente el 3% de los relojes suizos incorporan certificado COSC, aunque surge la pregunta… ¿Si mi reloj no tiene certificado COSC no es bueno? Ni mucho menos, de hecho hay marcas del nivel de Audemars Piguet, Ulysse Nardyn, Patek Phillipe, A. Langhe & Söhne que no solicitan la expedición del certificado COSC ya que cuentan con auditorias y controles de calidad incluso mucho más exigentes que el COSC.